FRUTAS Y BAYAS DOMINICANAS

0
78

POR CÉSAR DALMASÍ 

República Dominicana lo tiene todo, reza el slogan usado por el Ministerio de Turismo para promocionar las bondades de nuestro país y es cierto aquí tenemos de todo, un país exuberante, único  y muy especial; sin embargo muchas de nuestras cualidades y recursos no lo utilizamos y lo dejamos esfumar, con la tristeza de que ese recurso que dejamos perder pudiéramos muy bien con él aumentar nuestras riquezas, la cual bien administrada como ocurre en la actualidad nos generaría una mayor y mejor calidad de vida para todos los dominicanos.

Me refiero por ejemplo a la gran cantidad de frutas que producimos de manera formal, informal e incluso aquellas frutas que se producen de forma silvestre, como la guayaba, la naranja agria, guanábana y el mismo mango, aunque este último desde hace unos años se ha ido formalizando su producción y cultivo, que por cierto el clúster del mango ha informado que en nuestro país hay sembradas unas 112 mil tareas de esta fruta, pero además tenemos también zonas con una producción altísima de forma silvestre e informal de mango en lugares como Dajabón, Loma de Cabrera, Elías Piña, en la misma zona Este y yo diría que en todo el país.

Realmente es sorprendente los millones de millones de mangos que se producen anualmente en nuestro país y se pierden, lo mismo pasa con las guayabas,  naranjas agrias, el aguacate (que es una fruta), entre otras no menos importantes, entonces por cuál razón no se aprovecha ese recurso de mejor manera, por lo que mirando esta realidad le propongo al gobierno que preside Luís Abinader que formalice la producción de éstas frutas y establezca una gran industria nacional, que denomine INDUSTRIA NACIONAL DOMINICANA DE FRUTAS Y BAYAS.

La industrialización de esas frutas y bayas provocaría un aumento significativo de riquezas, que por cierto me permito recordar que frutas y bayas no es lo mismo, esa industria nos generaría recursos económicos y aumentaría nuestro PIB, nos auspiciaría muchos empleos formales e informales, nos daría la oportunidad de vender al exterior productos procesados como materia prima para la industria internacional.

Ya que lo que pasa en la actualidad es que nuestras frutas las exportamos y luego los países industrializados nos la devuelven convertidas en jugos, mermeladas, conservas y al final esos países son más beneficiados que nosotros mismos, así que ojalá el gobierno central se ponga en eso o que nuestros empresarios lo asuman como industrialización privada; obviamente yo sé muy bien que aquí tenemos algunas empresas que extraen la pulpa de algunas grutas y la industrializan, procesan y hacen jugos y otros derivados, pero mi preocupación se centra en la gran cantidad de mangos, guayabas, tamarindo, aguacates y otras que se pierden en nuestros campos.

Pasa algo relativamente parecido con algunas ropas especialmente ropa interior, que la fabrican aquí las zonas francas la envían fuera y luego uno mismo la compra en otros mercados y cuando mira el sello dice Made in Dominican Repúblic, así que si deseamos aumentar nuestras riquezas aprovechemos nuestras frutas y bayas; recuerdo muy bien para la década de los setenta cuando se empezó a comercializar el tamarindo cómo la gente en donde quiera que había un árbol de tamarindo iban a buscar su fruto para venderlo, eso mismo puede hacerse con las naranjas, guayabas y otras.

Por Dios, no dejemos perder ese gran potencial, que por demás nosotros como país necesitamos aprovechar el más mínimo recurso, reitero ojalá lo asuma el gobierno central que ha demostrado tener las mejores intenciones y propósitos para bien del país o que nuestros empresarios lo acojan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí