Consultor en Minas Aboga por Intervención Estatal en Sector Minero Dominicano

0
103

SANTO DOMINGO, R. D.- El consultor en minas, ingeniero Teódulo Antonio Mercedes, abogó por la intervención del Estado en el sector minero, ante la decadencia que ha presentado en los últimos tres años, especialmente Falconbridge y Barrick Gold Corporation.

Explicó que las bajas en ambas empresas se deben a componentes externos e internos. Falconbridge, según informes, enfrenta una crisis económica debido al descenso de los precios del níquel en mercados mundiales y la baja en su producción por agotamiento del yacimiento. Mercedes sugirió la intervención del Estado en negociaciones con otras empresas y la posible venta de activos en República Dominicana.

El ingeniero destacó que Falconbridge, en el área de concepción, carece de mineral en la actualidad, siendo una empresa obsoleta. Propuso la explotación de Loma Miranda, un yacimiento con 20 millones de metros cúbicos de mineral que podría aportar más de 25 años de existencia para la mina. Sin embargo, señaló que la decisión final recae en el gobierno.

Mercedes también abordó la situación de Barrick Gold Corporation, indicando que su operación inició en 2013 con un mineral de cinco gramos por tonelada, pero con el tiempo se agotó. Además, enfrenta problemas tecnológicos en la precipitación del mineral de cobre. A pesar de la ayuda del aumento en el precio del oro, la producción ha disminuido de un millón 100 mil onzas a 700 mil onzas por año.

El consultor defendió la contribución de la minería a la economía dominicana y destacó que Falconbridge aporta más del 50 por ciento de lo que produce, al igual que Barrick Gold después de la modificación del contrato. Mercedes elogió el contrato de concepción minera firmado por el expresidente Joaquín Balaguer con Falconbridge, que exigía un alto porcentaje de empleados y ejecutivos dominicanos.

En resumen, Teódulo Antonio Mercedes abogó por la intervención estatal para abordar los desafíos y revitalizar el sector minero en República Dominicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí