Impacto devastador de las inundaciones: Gobierno de Bolivia informa sobre la situación

0
84

La Paz: Este domingo, el Gobierno de Bolivia ha comunicado que las constantes lluvias e inundaciones han dejado un saldo trágico, con 43 fallecidos y 36,155 familias afectadas en los nueve departamentos del país.

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, detalló que 26,729 familias están afectadas y 9,426 se encuentran damnificadas, con un total de 433 comunidades afectadas por las persistentes lluvias que han provocado estragos en diversas regiones.

Además, se han reportado 483 viviendas afectadas, de las cuales 842 quedaron completamente destruidas. La situación es especialmente crítica en el departamento amazónico de Pando, que ha sido declarado en desastre departamental, junto con 18 municipios en situación de desastre.

Calvimontes informó que se han registrado 43 fallecidos, con 2 personas desaparecidas y 5,542 familias evacuadas para prevenir riesgos por las inundaciones.

El Gobierno ha movilizado un total de 231 toneladas de ayuda humanitaria para las familias damnificadas y ha desplegado miles de militares para asistir en las labores de rescate y auxilio en las zonas más afectadas.

Los departamentos más golpeados por las lluvias son Pando y La Paz. A pesar de que el nivel del río Acre en Cobija, capital de Pando, ha ido descendiendo, muchas familias están regresando gradualmente a sus hogares.

El viceministro destacó que se inicia la etapa de reconstrucción y rehabilitación, aunque advirtió que será un proceso difícil dada la magnitud de la destrucción de viviendas.

Calvimontes alertó sobre la continuidad de las lluvias en las próximas semanas, con el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología de Bolivia emitiendo una nueva alerta roja para La Paz y Pando, y una alerta naranja para Tarija, Potosí, Cochabamba, Santa Cruz y Chuquisaca.

Las lluvias han causado hundimientos de calles, deslizamientos de tierra, arrastre de materiales y crecidas de ríos, especialmente en La Paz, donde se han visto afectados caminos y viviendas cercanas a los afluentes. En Pando, las inundaciones obligaron a evacuar casas debido a niveles de agua que alcanzaron hasta los 17 metros.

La temporada de lluvias en Bolivia generalmente comienza en noviembre y se prolonga hasta marzo, siendo enero y febrero los meses de mayor intensidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí