Proyecto Turístico en Cabo Rojo, Pedernales, con Fideicomiso Público, un Modelo Innovador para el Desarrollo Sostenible

0
52

En Cabo Rojo, Pedernales, el proyecto turístico bajo la figura del fideicomiso público ha recibido su primer crucero, marcando un hito significativo en el desarrollo sostenible de la zona. El director ejecutivo de la Fiduciaria Banreservas, Andrés Van der Horst, destaca la importancia de este modelo como un referente para potenciar otros proyectos similares.

Van der Horst explica que las tierras alrededor de la playa Bahía de las Águilas, siempre atractivas, fueron objeto de canibalización y fraude, pero el fideicomiso en Pedernales ha permitido resguardarlas en beneficio del Estado. Este mecanismo ofrece la flexibilidad de determinar el uso adecuado para las tierras, ya sea desarrollo urbano, agrícola o proyectos turísticos, como el caso exitoso de Cabo Rojo.

«Con las tierras de Bahía de las Águilas, primero se resguarda en el fideicomiso, pero se le da la capacidad a inversionistas privados de que, unidos a ese fideicomiso, desarrollen 12 hoteles, un aeropuerto, 4,700 habitaciones en cuatro años y un puerto de cruceros», comenta Van der Horst.

Este enfoque no solo asegura que las tierras permanezcan bajo propiedad estatal, sino que también fomenta la inversión privada para el desarrollo sostenible. El director ejecutivo destaca que este proyecto no solo generará empleos, sino que también promocionará la región internacionalmente a través de la experiencia de los turistas.

Van der Horst proyecta que para el año 2024 se crearán unos 10 mil empleos directos y se estima que en cinco años se alcance la cifra de 60 mil empleos en la zona. Subraya la importancia del turismo para la región Enriquillo y señala que el modelo de Pedernales puede servir como un referente para impulsar destinos turísticos en otras áreas.

Además de los proyectos turísticos, la Fiduciaria Banreservas también se enfoca en iniciativas relacionadas con el transporte. Van der Horst señala la necesidad de invertir en el sector transporte en la ciudad de Santo Domingo, con proyectos que incluyen un tren, líneas de transporte interurbano y más líneas del Metro. Estas inversiones, que podrían alcanzar entre 3 mil y 4 mil millones de dólares en los próximos cuatro años, se gestionarán a través de fideicomisos para especializar los fondos y garantizar la eficiencia.

Van der Horst destaca la aplicación exitosa del fideicomiso en la República Dominicana, mencionando el caso de RD-Vial, el primer fideicomiso del país que aceleró la inversión pública en carreteras. El modelo ha permitido triplicar la cantidad de kilómetros lineales y garantizar la sostenibilidad del mantenimiento. La Fiduciaria Banreservas ha recibido la clasificación AA+, la más alta en su perfil, destacando su papel en el manejo de fideicomisos públicos.»

Este proyecto turístico en Cabo Rojo, Pedernales, representa un avance innovador en el desarrollo sostenible, utilizando el fideicomiso como una herramienta clave para equilibrar el crecimiento económico con la preservación del medio ambiente y los recursos naturales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí