LOS BANDEREOS EN LAS  ACTIVIDADES POLÍTICA.

0
86

POR CÉSAR DALMASÍ

El paso del tiempo lo transforma todo, nada en el universo se mantiene estático, siempre hay un dinamismo y una fuerza natural que controla y mueve todo y lo mismo ocurre con las personas, con las instituciones y en todas las acciones del diario vivir.

Todo lo anterior porque escucho decir con gran frecuencia a grupos de personas cuando hablan de temas políticos,  que están preocupados porque el proselitismo y las actividades masivas de los seguidores de los distintos partidos políticos que participarán en el próximo certamen electoral no se sienten ni se observan esas grandes caravanas y aglomeraciones de personas alrededor de tal o cual candidato y muchos piensan incluso que la población ha perdido interés en los procesos políticos, lo cual es un concepto totalmente erróneo.

Muchas de esas personas en sus grupos de discusión llegan a expresar que la supuesta dejadez o el desinterés de la población de acudir en masa y en grandes caravanas con banderas e indumentarias de su organización política o de su candidato, se debe a que se percibe que  ya todo el sentir de los votantes está de un solo lado en éste caso a favor del partido de gobierno el Partido Revolucionario Moderno PRM, que  lleva como candidato presidencial al actual mandatario Luís Rodolfo Abinader Corona y aunque es cierto que Luís  Abinader y el PRM tienen la mayor posibilidad y de mejor posición ante el electorado, la verdad es que tampoco esa no es la razón por la cual no se siente ese proselitismo en las calles.

Realmente debo decir que en la actualidad sí hay un gran  activismo político, de parte de todas las organizaciones políticas y de sus candidatos, claro, ese activismo no se nota masivamente en las calles; pero qué es lo qué está pasando entonces que no se siente ese interés y activismo en las calles de nuestros país como ocurría otrora.

Debemos recordar que con el advenimiento del Internet el mundo cambió de forma radical y absoluta en muchos aspectos y especialmente en cuanto a la forma y a la rapidez del ser humano comunicarse, por eso es que usted observa que éste relativamente nuevo medio de comunicación en el que la gente interactúa a diario y de forma muy constante emitiendo sus opiniones, pareceres y conceptos sobre diversos temas y en el caso de lo político el Internet es el medio más usado hoy día por las empresas, políticos, manejadores o especialistas de Relaciones Públicas e imagen, profesionales del marketing, en fin todo el que desea comunicar algo al público utiliza el Internet, sin obviar reitero los medios tradicionales.

Porque este medio ha venido a ser la herramienta idóneo para la instantaneidad y rapidez de la información, hoy día y sin restar importancia a los medios tradicionales de comunicación social cualquier acontecimiento no importa en donde ocurra, usted tiene la información de ese hecho al instante mismo de ocurrir, es que como afirmaba el filósofo , estudioso y visionario de la comunicación  Marshall Mcluhan hace varias décadas atrás quien había afirmado que el mundo es una aldea global, refiriéndose precisamente al papel que jugaría el Internet en la comunicación, justo como lo estamos viviendo hoy día.

Hoy día,  todo se sabe y todos nos conocemos, cualquier ciudadano común puede establecer comunicación con cualquier dignatario del mundo sin importar su jerarquía o poder, sólo basta entrar a su perfil de X anteriormente Twitter o cualquier otra red social, claro la comunicación se establecerá si ese dignatario se interesa en responder o interactuar con ese ciudadano, lo que sí es seguro que el dignatario recibe la información que usted le envíe, de manera amigos míos, que ya no hay nada oculto debajo del sol.

Y es que Facebook, Youtube, Instagram, Tik tok, X antiguo Twitter, Snapchat, Pinterest, WhatsApp, Messenger, Linkedin, Discor, Quora, pero también redes sociales como Twitch, Reddit, Telegram, WeChat, Line, Viber, Flickr y la lista a diario sigue creciendo con distintas redes sociales que van surgiendo para satisfacer la necesidad de la gente e instituciones, de manera amigo lector que con un mundo con tan maravillosa y extraordinaria maquinaria al servicio de la comunicación, piensa usted que es necesario hacer grande aglomeraciones para demostrar quien tiene más simpatía entre el público;  no ombe, así que olvide esa forma tradicional de hacer política y móntese en este nuevo tren.

Claro que estoy hablando para los dominicanos y aquellos países afín a nosotros, porque Europa, Estados Unidos y Asia, hace tiempo que pasaron esa barrera y la gente ejerce su derecho al voto desde su casa y oficina; por otra parte entiendo perfectamente que por asunto generacional una parte de nuestra población no se involucre o no maneje en la totalidad el Internet y las redes sociales, pero también recordemos que en nuestro caso particular nuestro padrón electoral está compuesto por más de un treinta y cinco por ciento de  jóvenes.

Así que adiós a los BANDEREOS y a las caravanas multitudinarias, que ya eso pasó a la historia y dio sus frutos, como aquellas ocasiones en donde el más grande líder político dominicano José Francisco Peña Gómez hacia aquellas apoteósicas aglomeraciones en el famoso Puente de la 17, las grandes caravanas de Joaquín Balaguer y su Partido Reformista o aquellas de los años noventa del Partido de la Liberación Dominicana PLD, (Me refiero al real PLD, al del Profesor Juan Bosch, no al que gobernó hace poco).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí