AL CUERPO DE BOMBEROS DE EL SEIBO

0
149

 

POR CÉSAR DALMASÍ

Con toda honestidad reconozco, valoro y admiro el esfuerzo, sacrificio y entrega del servicio que ofrecen al ciudadano los bomberos de cualquier parte del mundo, creo además que su trabajo debe ser mejor remunerado, aunque pienso también que no hay moneda alguna que pueda pagar su trabajo, porque estos arriesgan sus vidas para proteger la vida del otro; pienso por igual que las buenas acciones no hay que aplaudirla, ya que todo ser humano está llamado a hacer el bien  y lo correcto siempre, pero sí hay que reprochar cuando las cosas se hacen mal dañando a los demás o al entorno.

Recientemente recibí las imágenes y la información de que una pequeña serpiente apareció en el jardín de un reconocido centro educativo de mi pueblo el Seibo, cuya presencia provocó alarma y pánico entre la población estudiantil de la escuela, lo que precisó que las autoridades del plantel pidieran el auxilio de los bomberos locales para que éstos retiren la culebra y la coloquen en un lugar apartado de dicho centro educativo.

Pero cuál ha sido mi sorpresa, los flamantes bomberos seibanos retiraron el animal del centro y minutos más tarde el indefenso reptil apareció muerto; quién mató la serpiente? Los bomberos?  O quién lo hizo? Por cuál razón la mataron? Como el animal estaba en poder de los bomberos entonces ellos pueden dar una explicación; ahora de lo que sí estoy seguro es que eso no fue lo que pidió el centro y no quiero ni pensar que fueron los bomberos que cometieron un hecho tan reprochable, porque además ese no es el papel de los bomberos en ninguna parte del mundo y por eso me resisto a pensar que fueron ellos, pero sí estoy seguro que los bomberos saben muy bien  quién mató a la pequeña serpiente debido a que dicho reptil estaba en su poder una vez la apartaron del plantel; que por cierto en la zona en donde apareció dicho animal hay a escasa distancia un gran follaje en donde se podía liberar y lo digo porque conozco bien el lugar y la zona ya que soy orgullosamente Seibano.

Los bomberos tienen la responsabilidad, el  deber y la obligación de dar una explicación al respecto, porque alguien mató dicho animal; debo decir también que con esa acción se cometió el absurdo y estupidez más grande en contra del medioambiente y en contra de la formación de los mismos estudiantes del centro en donde apareció la CULEBRA, que al parecer es una Boa de la Hispaniola, que según hemos investigado no está en amenaza de extinción; quien le haya quitado la vida al infeliz animal debe saber bien claro, que se arriesga a que se le aplique todo el peso de la ley.

Así que por ésta vía elevo  mi protesta con mucha rabia e indignación por la brutal e inadecuada acción y mala conducta de quien haya cometido el error de matar a un animal indefenso y que no hace daño a nadie, la acción de referencia viola la ley 248-12 y otras normas que no citaremos, de manera que a decir por el hecho bochornoso y macabro, quiénes permitieron que ocurra desconocen total y absolutamente las leyes que rigen la materia al respecto.

Creo oportuno recordar en éste caso a los bomberos Seibanos que en nuestro país como en otros países del mundo existe una ley que protege y salvaguarda a los animales domésticos o silvestres, esa ley es la 248-12 y que en uno sus artículos dice claramente que “es obligación del Estado salvaguardar los derechos  de los animales y su igualdad ante la vida y protegerlos contra el desprecio, el irrespeto, la  desatención, el descuido, el abandono, el maltrato y la crueldad a que sean sometidos, prohijando el cuidado de las especies y su hábitat”.

Además dicha ley tiene las especificaciones claras para  su aplicación y cuáles  sería las consecuencias que en  términos de responsabilidad asumiría cualquiera que  violente el contenido de dicha ley, cosa que reitero desconoce quien o quiénes cometieron el execrable hecho; es oportuno el momento para que mis amigos del Seibo que son abogados organicen un panel para que le expliquen a los bomberos y a mis compueblanos todo lo relativo a la ya mencionada ley 248-12.

Pero también me ofrezco para que expertos en la materia se trasladen junto a un servidor hasta mi querida e inolvidable patria chica el Seibo y le expliquemos en un fórum el alcance de dicha ley de protección animal, porque estoy seguro que el cuerpo de bomberos seibanos será cada vez más benemérito si conoce ésta y otras leyes; que por cierto es preciso indicar que en nuestro  país existe un departamento de protección animal en la procuraduría General de la República, el Ministerio Público y que cuyo departamento tiene toda la calidad y facultad para accionar frente a los casos que  violen la supra mencionada ley de protección animal.

La crueldad, el maltrato y la negligencia entre otros aspectos están claramente tipificados en la ley 248-12 de nuestro país, la República Dominicana; ya lo dijo el ganador del Premio Nóbel de la paz en 1952 el muy conocido médico, filósofo, teólogo y músico Franco Alemán Albert Schweitzer que “Cualquiera que esté acostumbrado a menospreciar la vida de cualquier ser viviente, está también en peligro de menospreciar la vida humana”.

 Destaco que todo lo dicho anteriormente es con el interés y sano propósito de crear consciencia al respecto y de que situaciones semejantes no vuelvan a ocurrir en el futuro en ningún ámbito de la vida en sociedad de nuestro país. Al tiempo que exigimos de los bomberos Seibanos una explicación sobre el caso. Ah, recordar también que en nuestro país existen más de veinte tipos de serpientes o culebras y no son venenosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí